Conocenos

¿Qué es Alcohólicos Anónimos?

Somos una comunidad mundial de alcohólicos recuperados que nos ayudamos unos a otros a mantener nuestra sobriedad y compartir libremente las experiencias de recuperación, con otros hombres y mujeres, que también tienen problemas con la bebida. 

Mar10 Demo Image

Carta a una Persona Nueva en AA.

Bienvenidos todos aquellos que desean recuperarse,
conoce nuestra Carta para ti .

Leer Carta

Mar10 Demo Image

Sospechas que eres Alcohólico?

Nosotros somos una alternativa confiable para tu recuperación, puedes vivir una vida plena libre del Alcohol.

Aprende cómo

Mar10 Demo Image

Espacio Mujer AA.

Toda la información y ayuda necesaria para ti que eres Mujer AA.

Espacio Mujer AA

Mar10 Demo Image

Sección Jóvenes AA.

Sección dedicada para ti que eres Joven AA.

Ir sección Joven AA

Mar10 Demo Image

Localiza el Grupo AA más cerca de tu comunidad.

En el Directorio Nacional podrás encontrar un grupo cercano a tu domicilio o lugar donde requieras acudir a una sesión tradicional de Alcohólicos Anónimos.
 
Localiza un Grupo AA en Directorio Nacional

Los Inventarios...

¿Qué tal va el grupo?
Un inventario puede indicarles el camino



Uno de los mayores regalos que A.A. nos da es la posibilidad de ser sinceros con nosotros mismos y con otros: algo que tenemos que hacer antes de poder llegar a una conciencia de grupo que es tan esencial para la unidad y la supervivencia de A.A. Pero ¿qué es exactamente la conciencia de grupo? ¿En qué se diferencia de la opinión del grupo o de una votación mayoritaria? Y ¿cuál es la forma mejor de “llegar” allí? La conciencia de grupo, algo que no siempre se entiende bien, es un concepto básico y poderoso que hace posible que gente de diferente procedencia y temperamento supere las ambiciones personales y se una para lograr un propósito común: mantenerse sobrios y ayudar al alcohólico que aún sufre a lograr la sobriedad.



La idea de “un inventario moral minucioso y sin temor” como forma de lograrlo se ve entretejida por todo el programa de recuperación de A.A. Primero, en el Cuarto Paso se nos sugiere que hagamos un inventario personal y, más tarde, en el Décimo Paso, que sigamos haciéndolo diariamente.



Colectivamente repetimos el proceso en la Segunda Tradición que dice: “Para el propósito de nuestro grupo sólo existe una autoridad fundamental: un Dios amoroso tal como se exprese en la conciencia de nuestro grupo....” Tal como el hacer un inventario periódicamente es esencial para el desarrollo personal, así también el inventario de grupo es vital para tener un máximo de armonía en el grupo y eficacia para llevar el mensaje de A.A.



Linda S., de California, cuyo grupo recientemente hizo un minucioso inventario basado en la experiencia colectiva de otros grupos, gran parte de la cual fue suministrada por la Oficina de Servicios Generales, dice: “Esta fue la primera vez que participé en un inventario; produjo mucha tensión pero también grandes satisfacciones.” Cuando se propuso hacer el inventario, nos dice, “los miembros expresaron su resistencia a ‘removerlo’, según un miembro; pero a medida que las mujeres iban recopilando una lista de asuntos para el inventario en el orden en que deseaban tratarlos, se podía ver ir aumentando su interés.



Linda recalca que la clave del éxito de la primera reunión de inventario de grupo, fue el poder contar con un miembro de A.A, de otro grupo, la antigua delegada de California, para mantener un enfoque imparcial. Durante la sesión, que duró casi una hora y media, cada miembro tenía dos o tres minutos para hacer preguntas o comentarios—sin interrupciones.” Gran parte de la reunión de inventario estuvo dedicada a la pregunta “¿Nos tomamos la molestia de hablar con los recién llegados?” dice Linda que añade que las ideas que se expresaron allí fueron consideradas en la siguiente reunión de negocios del grupo.


“Llegadas a un consenso, votamos a favor de preparar paquetes para las recién llegadas y tener personas en la puerta para darles la bienvenida y hacerles sentirse cómodas,” dice con una sonrisa. “Ahora las recién llegadas se ven bombardeadas de atenciones ya sea que lo quieran o no.” La primera reunión de inventario de grupo tuvo tanto éxito, dice Linda, que ahora se celebra regularmente, alternándose cada dos meses con la reunión de negocios.



Los participantes en otro inventario, descubrieron que hay muchas formas de moderar un inventario de grupo, distrito o área, así como hay muchas formas en que los miembros individuales pueden utilizar los Pasos para un inventario personal. El “antiguo” Manual de Grupo que tenemos ya desde hace tiempo, tiene un “nuevo” diseño de la cubierta. La carpeta de vinilo de hojas sueltas contiene folletos básicos y otra información para el uso del grupo. De especial utilidad para los RSG y otros servidores de grupo. “La mejor sugerencia que puedo hacer es háganlo.



Siempre se puede volver a hacer. Hacer inventarios en plan regular es bueno para la unidad y bueno para el amor y el servicio.” No importa lo peliagudos que sean los problemas, el inventario puede ofrecer soluciones. La experiencia indica que produce el mismo efecto fortalecedor y liberador en el grupo que dar el Cuarto Paso produce en el individuo. Muchos grupos que hacen frecuentes inventarios utilizan las preguntas sugeridas en el folleto “El Grupo de A.A.” (que aparecen en el Anexo 1 Hoja de ejercicios…).



Y como se indica en el Paso Diez: “....el inventario no nos sirve únicamente para apuntar nuestros errores. Rara vez pasa un día en que no hayamos hecho nada bien....”



Muchos inventarios se hacen durante una sesión de compartimiento, en la que, según explica El Manual de Servicio de A.A.: “... todos los participantes tienen la oportunidad de valerse de su experiencia, fortaleza y esperanza para aportar ideas y opiniones referentes al bienestar de A.A. Cada persona ofrece su opinión sin tener que defenderla nunca.” Algunos miembros con experiencia en hacer los inventarios sugieren que a los participantes que presentan un problema del grupo se les anime a ofrecer una posible solución.



En cuanto a los asuntos delicados, se sugiere que el grupo trabaje con calma sin proponer formalmente mociones hasta que surja del proceso del inventario una clara idea del punto de vista colectivo y que siempre anteponga los principios a las personalidades. El resultado no es una mera cuestión de aritmética—contar los votos a favor y los votos en contra—porque las opiniones de todos los miembros deben ser escuchadas. La decisión final es la expresión espiritual de la conciencia del grupo.



Nota: A algunos grupos de A.A, les parece útil repasar la “Lista de chequeo de las Doce Tradiciones” a la hora de hacer el inventario.


El inventario de grupo:
¿Dónde está nuestro enfoque? Los asistentes un taller sobre este tema, primero le dedicaron su atención a los recursos disponibles para los grupos que quieren realizar un inventario. Los recursos mencionados fueron: El folleto “El Grupo de A.A.”, el “Chequeo de las Tradiciones” del Grapevine, y el artículo del Grapevine llamado “Por qué estoy en el servicio”. Para fomentar el interés de los miembros del grupo en realizar un inventario —y de esa manera aumentar la asistencia— los asistentes al taller dijeron que los grupos deben hacer cosas tales como: crear una canasta de preguntas e invitar a los miembros a que coloquen allí sus preguntas o sus sugerencias para posibles temas; explicarle al grupo por qué es importante un inventario; mostrar entusiasmo; y utilizar la oportunidad que representa la aparición de un problema en un grupo como razón para hacer un inventario. Entre los temas para un inventario de grupo podemos mencionar: el anonimato a nivel de grupo; ¿estamos llevando el mensaje?; y la inclusividad.


El Inventario de Distrito
:
de qué manera, cuándo y por qué—. Un inventario es un proceso encaminado a descubrir los hechos y, por ello, es un ejercicio productivo, dijeron los participantes en un taller. Específicamente, un inventario de distrito puede ser una oportunidad de explorar si el distrito está prestando servicio a los grupos, y también de explorar formas de generar entusiasmo hacia la participación. En lo referente a cuándo un distrito podría considerar la necesidad de un inventario, los participantes sugirieron que el mejor momento sería cuando surjan asuntos que lo hagan aconsejable. En cuánto a cómo llevar a cabo un inventario, las sugerencias incluyeron: utilizar el folleto “El Grupo de A.A.”, el “Chequeo de las Tradiciones”, el Doce y Doce, así como información sobre otros distritos. También se sugirió que el distrito recurra a la ayuda del coordinador de área, el delegado anterior, u otra persona que tenga un buen conocimiento de cómo funciona este tipo de inventario.                        Referencia: Boletin 459



Bajar Guía de Inventario propuestas por
Mesa de Servicio del  Área Veracruz Dos
para...

- Grupo:


- Distrito
:


- Área:

alt

Site Login